RELATO DE de TúeresloMáS. El apartamento en Alicante

Hola

Hoy os quiero contar una historia, como muchos sabéis M&S de TúeresloMáS son las franquicias de la felicidad, y hoy en forma de relato quiero que penséis un poco.

Sobre los años 60, a las afueras de Madrid se construyó el barrio de  San Genaro, (os sonará por la serie Cuéntame jaja me gusta esta serie) sus habitantes, vinieron de muchas provincias, gentes que se dedicaban al campo y llegaron a Madrid en busca de una vida mejor. Así en pocos años San Genaro estaba completamente habitado.

 Intentado abrirse camino pasaron los años, entre los años  70 y 80 muchos de los habitantes prosperaron y se marcharon de San Genaro a pisos mejores.

Hace poco, decidieron celebrar en San Genaro  el 50 aniversario del barrio, las pocas familias que quedaban desde entonces comenzaron a buscar a los antiguos habitantes  y fijaron la fecha de la fiesta, el 7 de septiembre.

Llego el día y un centenar de personas, bastante mayores, llegaron al parque de San Genaro. Muchas hacia 40 años que no se veían, tras las presentaciones y los reencuentros, se sentaron a comer, en una mesa 5 viudas.  Se contaron, entre muchas cosas, como se habían quedado viudas, se conocían  porque sus hijos habían coincidido en el colegio, una de ellas, comenzó a contar, que su hijo vivía en los Emiratos Árabes y que trataba con Jeques, les construía sus palacios y hasta él vivía en un palacio.

La siguiente contó que su hijo vivía en Nueva York, que era un prestigio cirujano casado con Saly, que pertenece a  la familia de las empresas de Michael Kors, y tenia un nieto muy guapo. Y he ido tres veces a verlos a Nueva York, les dijo.

Reme, dijo que su hijo trabajaba en la ONU en Bruselas que estaba casado y vivían muy bien allí.

Antonia  contó que su hijo era médico y trabajaba en una ONG en Kenia, que ayudaba a muchos niños a vivir, que cuando venía a España, organizaba  galas benéficas para recoger dinero para llevarlo a Kenia, la pena es que venía muy poco a España, lo echaba mucho de menos.

La última viuda en hablar fue Lola, y les dijo que,  mi hijo estuvo hace poco tiempo en Kenia viendo a un amigo, creo que era a tu hijo le dijo a Antonia.

 Lola dijo que su hijo era cartero.

¡El pobre¡ terminará agotado. Dijo una de las mujeres

Si, contesto Lola, pero como es corredor, así al mismo tiempo entrena, pero viven muy bien, su esposa  Elena tiene un salón de belleza y de terapias, aquí en el barrio. Todo el mundo los quiere mucho, y yo tengo la suerte de ir con ellos de vacaciones a Alicante, porque un amigo arquitecto tuvo un accidente muy grave y  Juan  se fue a un país lejano para cuidarlo durante un mes. Cuando se recuperó su amigo vino a San Genaro a darle las gracias y le regaló un apartamento en Alicante, al cual nos vamos todos los años  de vacaciones y en invierno unas cuantas amigas del barrio nos vamos a pasar un mes.

Además, otro  amigo de América, que tiene mucho dinero, le regaló un coche de 7 plazas, porque su hijo se había metido en drogas y lo mandó una temporada a casa de mi hijo y como no cabíamos todos en el coche para poder ir a pasar las vacaciones  a Alicante, nos regaló un cochazo.  Y como mi nieto Boni que es de la edad de  “Jorg”(el hijo del americano) pues se lo llevaron a Nueva York para que estudiara y así evitar  que “Jorg” volviese a juntarse con malas compañías.

Y  otro año se fueron de vacaciones a Kenia, porque un amigo que trabajaba en algo “ de  las naciones”.Por desgracia,  su mujer estaba muy depresiva, porque no podían tener niños, mi hijo los invitó a pasar un tiempo en Alicante, donde mi nuera la ayudó mucho con sus terapias.

Estando todos en Alicante, mi hijo hablo con un amigo de Kenia que acababa de pasar una de esas fiebres raras que te dan, cuando te pica un mosquito de allí. Pues, el pobre estaba muy flojo y el amigo de “las naciones” saco los billetes y se fueron los dos matrimonios 15 días a Kenia.

Así que  nos va bien, lo único que como salen mucho, siempre tengo los nietos en mi casa y me dan mucho trabajo.

Un largo silencio se hizo en la mesa, las lágrimas corrían por las mejillas de alguna señora.

Esta historia nos refleja, que cuando eres, una buena persona, tienes serenidad, no tienes envidia, ayudas a las personas y sonríes a menudo, la vida te sonreirá en el amor, la salud y el dinero.

Relato de Mª Salud Torelló Brotons de TúeresloMáS

Escrito por

No hay comentarios.

Deja una respuesta

Mensaje